​​​​
​​​​
​​​​​​​​​​​​​​​​

En el año 1958 entraron en servicio los pozos de producción de petróleo pertenecientes a la concesión Cicuco (Isla de Mompox).

El petróleo explotado en estos yacimientos estaba acompañado de cantidades apreciables de gas natural, lo que permitió a la concesionaria Colombian Petroleum Company investigar la posibilidad de utilizareste combustible en la ciudad de Barranquilla.

Como resultado de ello, un grupo de industriales barranquilleros comprobaron la posibilidad de transportar gas desde Cicuco (Bolívar) hasta Barranquilla por una tubería especialmente diseñada y decidieron constituir a Gas Natural Colombiano SA. Fue así como Barranquilla se convirtió en la primera ciudad del país en recibir gas natural por intermedio de un gasoducto.

 ​​
 ​
 

Después de veinte años de Gas Natural Colombiano SA estar explotando con éxito técnico y financiero los yacimientos de Cicuco, estos comenzaron a declinar por lo que se vio precisada a buscar nuevas fuentes, descubriendo los campos gasíferos de La Guajira.

Como consecuencia, se creó en 1974 una nueva sociedad denominada Promotora de la Interconexión de los

Gasoductos de la Costa Atlántica "PROMIGAS Ltda" como compañía transportadora de gas natural para la costa Caribe colombiana, la cual se constituyó en 1976 en sociedad anónima.

Durante los años siguientes, esta organización se concentró en el desarrollo de los mercados residencial y comercial (pequeños consumidores) en Barranquilla y Cartagena.

 

​En 1983, Promigas comenzó a buscar nuevas alternativas de crecimiento y decidió invertir en otras compañías transportadoras y distribuidoras de gas, primero en actividades afines en su área de influencia y después en otras sinérgicas, para finalmente explorar alternativas a nivel internacional.

En 1986 incursionó en el negocio del gas natural comprimido para vehículos, convirtiéndose en pionera en un negocio no regulado de alto impacto macroeconómico y ambiental como es el gas natural vehicular.

En 1990, la Asamblea General de Accionistas decidió simplificar la razón social, denominándola solamente Promigas SA. Y en 1995, a raíz de la expedición de la Ley 142 de 1994, que regula los servicios públicos domiciliarios y complementarios, la Asamblea General de Accionistas reformó los estatutos y se pasó a identificar la empresa como Promigas SA ESP, la cual sigue siendo de carácter privado y con estructura societaria por acciones.

Durante esta década de los 90, en Colombia, se inició la expansión del sector hacia el interior del país, resultado de la interconexión a través de sistemas de transporte de gas,

lo que le abrió a Promigas la posibilidad de invertir en empresas de transporte y distribución de gas natural en esa zona. Se destacan las inversiones en Centragas y Gases de Boyacá y Santander gasoductos construidos, operados y mantenidos bajo la modalidad BOMT.

En su condición de transportadora y distribuidora, Promigas ha estado presente durante más de tres décadas en el exitoso proceso de masificación del gas natural en Colombia y colaborado con todos los actores del sector para consolidar su desarrollo, participando activamente en la construcción del marco regulatorio, a partir de un trabajo en equipo gobierno - empresa privada.

En 1999 se creó la Fundación Promigas, gestión voluntaria de la compañía que permite desarrollar capacidades y construir vínculos de confianza con las familias, las escuelas y otros actores locales de las comunidades ubicadas en las zonas de influencia.​

​​

Creado en 2007 por Promigas como una alternativa de Financiación no Bancaria para los usuarios de sus distribuidoras, Brilla nace como respuesta al deseo de los usuarios de acceder a un cupo de crédito formal que les permita mejorar sus hogares, adquirir los productos más deseados y en general, mejorar su calidad de vida, otorgándoles facilidades de pago a través de la factura del gas domiciliario.​

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Con probada competitividad y éxito Promigas llegó a​ Perú, con la adquisición, en 2006, del 40 % de Cálidda, empresa distribuidora de gas natural en Lima y Callao. 

En 2015, el Gobierno peruano nos concedió la distribución de gas natural en el Norte del Perú a través de Quavii, que entró en operación dos años más tarde.




​​ÚNICA TERMINAL DE GNL EN COLOMBIA


En diciembre de 2016 se dio inicio a la operación de la primera terminal de regasificación de gas natural del país, SPEC, hito histórico para el sector. Esta obra garantiza el suministro pleno de gas natural en el país y se convierte en el respaldo energético del país. En 2020 SPEC alcanza sus mayores cifras de operación, al entregar más de 13.000 millones de pies cúbicos de gas natural a las principales térmicas del país, lo cual contribuyó a que la generación térmica a gas respaldara hasta 22 % de la demanda de energía nacional.​              


​​​

INNOVACIÓN​​

Las tendencias energéticas globales nos impulsan a innovar en modelos de negocio que nos permitan desarrollar una oferta de servicios de energía competitiva y sostenible. Por esto, en 2018 se creó el Centro de Investigación e Innovación en Energía y Gas (CIIEG) y se concentraron los esfuerzos de innovación en dos frentes: avanzar en el desarrollo de soluciones innovadoras y fortalecer nuestras capacidades de innovación. ​

Así obtuvimos reconocimientos de Colciencias y de la Cámara de Comercio de Barranquilla, y sostuvimos nuestra certificación como Sistema de Innovación Nivel 1 ante el Global Innovation Management Institute.​​

                  

​​ Gracias al esfuerzo de equipos internos, consultores internacionales y el equipo directivo, el centro cuenta con un modelo de gestión, ejes estratégicos de I+D, un adecuado equilibrio entre apuestas en corto, mediano y largo plazo, y un modelo de gobierno que permitirá agilizar la toma de decisiones y promover la articulación de capacidades y recursos de las empresas vinculadas. De esta forma el CIIEG ​permite contar con un sistema de gestión de innovación de vanguardia en América Latina.​ ​​



​​​
​​​

​En 2019 el estado Peruano nos otorgó la concesión de distribución de gas natural en Piura, la segunda región más poblada del Perú.

En 2020 se consolidó el liderazgo de Promigas en este país, al adquirir el 100% de la sociedad Gascop, actualmente Promigas Perú, fortaleciendo también el negocio de distribución de gas en el norte del país a través de Quavii​. ​

En ese mismo año, Brilla incursiona en el mercado peruano a través de Quavii para brindarle a las familias conectadas al servicio de gas natural una alternativa de financiación que les permita adquirir bienes y servicios​ para mejorar su calidad de vida.


En 2021, con el fin de aprovechar las sinergias y potenciar los resultados de la gestión social de la compañía en Colombia y Perú, se define un nuevo modelo de gestión para la Fundación Promigas de tal forma que esté presente en toda el área de influencia de Promigas y las empresas d​​e su portafolio.


En sus más de 20 años de operaciones, la Fundación ha trabajado en 14 departamentos y 180 municipios y localidades de Colombia, ​
de estos últimos 68 % pertenecientes a la región Caribe y 48 % a otras regiones del país.

​       

         
​​
​​​


Hoy Promigas, organización de profundo ​arraigo en el sector gas en Colombia y con presencia en Perú, cuenta con un portafolio de inversiones conformado por 21 compañías de servicios de transporte, comercialización​ y distribución de gas natural, distribución y comercialización de energía eléctrica, soluciones integradas para la industria, generación de energía y gas natural licuado -GNL-.

Promigas es la empresa privada, transportadora de gas natural,

​más antigua de América Latina.